El cuidado de las heridas en las mejores manos
Heridas infectadas: las heridas abiertas están en riesgo de infección


Las heridas de gran tamaño y las heridas que no están cicatrizando de forma adecuada son especialmente susceptibles a los gérmenes. Las personas diabéticas, por ejemplo, tienen 5 veces más probabilidades de que se les infecten las heridas que a las personas sanas.

Características de la infección de heridas

La infección se puede reconocer por

  • enrojecimiento visible
  • calor excesivo
  • inflamación
  • elevada sensibilidad al dolor

Una herida infectada debería ser tratada por profesionales de la salud. Ellos pueden decidir si se necesitan antibióticos y renovar la vacuna contra el tétanos de ser necesario. También eliminarán el tejido muerto de la herida si está entorpeciendo el proceso de cicatrización. Las heridas que tienen pus deben limpiarse y tal vez necesiten un drenaje. También hay apósitos especiales para heridas infectadas hechos de espuma e hidrogel para ayudar a humedecer y ventilar la herida al tiempo que absorben las secreciones excesivas.

Buscar ayuda médica

Casos para médicos: las heridas punzantes (sobre todo las producidas por cuerpos extraños), los rasguños y picaduras de animales, las quemaduras de amplio alcance y las heridas que sangren profusamente deberían ser tratadas por un profesional de la salud.