El cuidado de las heridas en las mejores manos
Heridas abiertas: una brecha en las defensas


Para ser precisos, cualquier herida que afecte a las capas de la piel se define como una herida abierta pero, por lo general, esta descripción se utiliza para lesiones más profundas como heridas punzantes o picaduras, en contraposición a un rasguño o un corte menor.

Cuidado con la infección

Si todavía hay cuerpos extraños en la herida no intente extraerlos usted mismo: puede terminar dañando ulteriormente el tejido. La prioridad es detener la hemorragia; en caso de duda, intente tratar la herida alrededor de los objetos extraños lo mejor que pueda. Las heridas profundas deberían ser tratadas por un profesional de la salud, ya que hay probabilidad de dañar vasos sanguíneos u órganos más profundos. Además, las heridas abiertas son susceptibles de infectarse, sobre todo aquellas causadas por picaduras. Un profesional de la salud sabrá si es necesario renovar la vacuna contra el tétanos y prescribir antibióticos.

Buscar ayuda médica

Casos para médicos: las heridas punzantes (sobre todo las producidas por cuerpos extraños), los rasguños y picaduras de animales, las quemaduras de amplio alcance y las heridas que sangren profusamente deberían ser tratadas por un profesional de la salud.